Contexto local:

Desde el año 2010 las Hermanas Dominicas de la Anunciata están presentes en la región de la Amazonia, con una comunidad en Villa Verde, a 58 km de la Capital Rio Branco- Acre, Estado brasileño que comparte frontera  con Perú y Bolivia.

La Amazonia es una región compleja que presenta muchísimas realidades y factores de desigualdad que confluyen en un solo lugar:  a este fenómeno se le ha llamado “la maldición de los recursos naturales” y consiste en que paradójicamente, las comunidades que poseen las riquezas y recursos, sobre todo no renovables como petróleo o minerales, tienen un menor desarrollo económico, sus derechos son vulnerados en favor de la industria extractiva, presentan poblaciones empobrecidas y escaso desarrollo social.

Las políticas gubernamentales actuales no garantizan los derechos básicos de conservación del territorio ni los derechos de las personas: los habitantes de esta zona están expuestos a explotación laboral, contaminación del agua por los metales pesados generados por la industria minera, expropiación y quemas ilegales de tierras indígenas y/o protegidas para explotación ganadera y tala ilegal, por citar algunos. Estos factores generan un clima de violencia rural e inseguridad, desigualdad social y merma las posibilidades de desarrollo, además dificultan el acceso a derechos y servicios básicos como es la educación o coberturas mínimas de salud.

En este escenario de dinámicas políticas y sociales extremadamente complejas es que las Hermanas Dominicas de la Anunciata realizan su misión evangelizadora. La misión de acompañamiento espiritual se hace cada vez más necesaria para llenar los espacios que nos deja la desesperanza, a pesar de todo, las Hermanas acompañan a las comunidades que quieren recibir los sacramentos, hacer catequesis, encuentros, cursos de formación o asistir a misa cada domingo, un acto tan sencillo como este puede tomar hasta tres horas a pie.

Esta actividad misionera se ve afectada por las dificultades propias del terreno, los desplazamientos en épocas de lluvias son prácticamente imposibles ya que las comunidades quedan aisladas y solamente pueden trasladarse durante la época seca, que son 4 meses al año. Para tener una referencia del estado de los caminos: Para recorrer los 58 kms. desde la Capital Rio Branco hasta la casa de las Hermanas en Villa Verde, el viaje en autobús puede durar de 2:30  hrs. hasta 3 horas. 

Hasta ahora, las Hermanas llegaban a toda la extensión de la Diócesis que se compone por tres Estados: Acre, Amazonas y Rondônia porque un Sacerdote les prestaba su coche, éste se estropeó debido a las propias dificultades de los caminos y carreteras.

 

El Proyecto: 

Captura de pantalla 2020-05-26 a las 10.06.37  Captura de pantalla 2020-05-26 a las 10.06.52

Una camioneta 4×4 se hace indispensable para llegar a las comunidades que están en la selva y para las comunidades que están a margen de la carretera Transacreana. Posibilitará el transporte de la gente para participar de las actividades parroquiales, ya sea en la sede o en otra comunidad. 

La camioneta estará al servicio de la evangelización, acompañamiento, formación y una presencia más frecuente de las Hermanas para aquellos que quieren acceder a la Palabra. 

 

Objetivos:

Captura de pantalla 2020-05-26 a las 10.07.05  Captura de pantalla 2020-05-26 a las 10.07.17

  • Mejorar la atención y hacer mas frecuentes las visitas a las comunidades de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima. (Ahora sólo se puede realizar una visita anual). 
  • Ofrecer formación a los líderes de las comunidades, estableciendo redes de proximidad entre comunidades.
  • Transporte de personas de una comunidad a otra para participar en celebraciones y  eventos  de la Parroquia.  

 

Beneficiarios:

Atender a las 28 Comunidades que componen la  Parroquia Nuestra Señora  de Fátima,  que están  bajo la responsabilidad de la Congregación.

 

Total proyecto: 25.000,00 EUROS.