fotos_texto_proyectos5

Contexto local:

El barrio Aarão Reis se enclava en una de las regiones del Estado que presenta numerosos factores de riesgo y vulnerabilidad social. En este lugar convergen diversas problemáticas que derivan en dinámicas de exclusión social, pobreza y violencia. Los altos índices de marginación social se deben principalmente a la precariedad e irregularidad de la vivienda e infraestructuras, hacinamiento, dificultades en el acceso a servicios públicos, agua potable, educación, capacitación y cualificación laboral, carencias en la atención primaria y una profunda desigualdad con escasa promoción de la renta y movilidad social. El alcoholismo y la drogodependencia se presentan como los principales problemas asociados a este clima donde la precariedad se impone.

Este conjunto de factores además genera problemas de estigmatización a los cientos de niños, niñas y jóvenes que a pesar de vivir en este entorno adverso, intentan realizar sus actividades cotidianas y estudiar para salir adelante. Para estos grupos, la Escuela de Música Hna. Rosa Font Fuster representa una alternativa de formación y desarrollo integral que les permite adquirir herramientas para construir un futuro mejor.

Bajo el lema “Haciendo arte construimos vidas”, la escuela les otorga la oportunidad a estos estudiantes de volver a ser niños, niñas y adolescentes, les brinda un espacio de aprendizaje seguro y les devuelve el derecho a soñar.

 

CONSTRUCCIÓN DE LA ESCUELA DE MÚSICA/ Belo Horizonte – Brasil

Colegio: Escuela de Música Hna. Irmâ Rosa Font Fuster.

Localidad: Barrio Aarão Reis, Belo Horizonte, capital del Estado de Minas Gerais, región Sudeste de Brasil.

Estudiantes: Más de 75 estudiantes con edades entre 5 y 23 años del Barrio Aarão Reis y barrios vecinos. Un grupo de adultos.

El Proyecto:

Actualmente la Escuela de Música Hna. Rosa Font Fuster se encuentra funcionando tres días a la semana en las dependencias de la comunidad religiosa. Debido a la numerosa afluencia de alumnos de Aarão Reis y del barrio vecino Vila Verde se ha hecho cada vez más necesario convertir cualquier espacio disponible en aula; en estos momentos el jardín, el garaje y la lavandería también cumplen la función de salas de ensayo.

Los instrumentos que se imparten son: flauta (dulce, bajo, contralto, transversal), violín, guitarra, violonchelo, teclado, piano, clarinete y bajo. En las instalaciones también se desarrollan talleres de manualidades y actividades formativas para la comunidad.

Para continuar con esta labor, mejorar las condiciones generales del servicio que se entrega a la comunidad y otorgar un espacio educativo seguro, la escuela necesita:

  • Construir espacios adecuados para impartir clases de música y realizar actividades educativas.

 

Para su ejecución completa se necesitan: 240.000 euros.

 

 

FORMACIÓN DE MONITORES ESCUELA DE MÚSICA/ Belo Horizonte – Brasil

Colegio: Escuela de Música Hna. Irmâ Rosa Font Fuster.

Localidad: Barrio Aarão Reis, Belo Horizonte, capital del Estado de Minas Gerais, región Sudeste de Brasil.

Estudiantes: Más de 75 estudiantes con edades entre 5 y 23 años del Barrio Aarão Reis y barrios vecinos. Un grupo de adultos.

Personal: Tres monitores.

El Proyecto:

Actualmente la Escuela de Música Hna. Rosa Font Fuster se encuentra funcionando tres días a la semana en las dependencias de la comunidad religiosa. El objetivo de este proyecto es proporcionar formación profesional de violín y violonchelo a tres monitores que están impartiendo las clases de música. Todos ellos son voluntarios y sólo reciben pequeños aportes para transporte y alimentación por parte de la comunidad. Asistirán semanalmente a una escuela cualificada de preparación de profesores de música, en un barrio de Belo Horizonte. Consideramos que profesionalizar la enseñanza es vital para poder atender a los estudiantes de manera adecuada en este contexto tan complejo.

Para continuar con esta labor, mejorar las condiciones generales del servicio que se entrega a la comunidad y otorgar enseñanza de calidad, la escuela necesita:

  • Proporcionar a los estudiantes monitores cualificados que impartan las clases de música.

Para su ejecución completa se necesitan: 1.744 euros.