fotos_texto_proyectos6

Contexto local:

El fenómeno migratorio está presente en prácticamente todos los países del mundo, la búsqueda de mejores condiciones de vida y nuevas oportunidades de desarrollo ha estado presente en la naturaleza humana desde siempre.

Migrar es un derecho establecido en el Artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y establece que:

  1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.*
    2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.**

En la actualidad, nos enfrentamos a un escenario mundial especialmente complejo que ha obligado a todos los países del mundo a replantear sus políticas migratorias: Guerras que generan hambre y pobreza, persecución étnica, falta de seguridad personal, riesgo vital, corrupción, violencia social y estructural.

Estos nuevos desafíos ponen a prueba los valores de fraternidad y tolerancia presentes en las sociedades, Chile no es la excepción. Debido a su actual desarrollo económico y situación político-social, Chile se ha convertido en el principal destino de migrantes a nivel latinoamericano. Esto plantea un cambio radical para un país que desde la década de los 90 al año 2013 presentaba una migración cercana a 107.510 personas; hoy esa cifra se ha triplicado. La repercusión social de este nuevo panorama de diversidad cultural y racial se ha manifestado en todos los ámbitos, Chile pasa de ser una sociedad relativamente homogénea con comunidades migrantes bastante pequeñas a verse abierto al mundo, expuesto a otras formas y culturas. Este cambio ha generado un gran revuelo social y polarización de los sentimientos hacia la recepción de estos nuevos residentes: hay quienes creen que el intercambio cultural es beneficioso y quienes tienen una posición de rechazo a los extranjeros.

Los migrantes en Chile deben enfrentarse a las dificultades de no contar con una red de apoyo, a la falta de acceso a servicios básicos, en el caso de Haití a la brecha idiomática, precariedad en las condiciones laborales y de vivienda. El alto precio de los alquileres y los bajos sueldos obligan a los migrantes a vivir en verdaderos guetos donde se ven expuestos al aislamiento y marginación social.

Los flujos están marcados por motivaciones laborales, en muchos casos se trata hoy de una migración forzada por contextos de origen golpeados por la violencia social y estructural, que busca en Chile cierta estabilidad política y económica que aparentemente los países vecinos y los propios países de origen no estarían brindando.

El mayor porcentaje de migrantes reside en la Región Metropolitana (capital y sus alrededores), concentrando el 61,5% del total de la población según informe de Extranjería.

Citas:

1*- Art. 13 Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), Asamblea General de las Naciones Unidas, Resolución 217 A (III), el 10 de diciembre de 1948, París.

2** – Art. 13 Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), Asamblea General de las Naciones Unidas, Resolución 217 A (III), el 10 de diciembre de 1948, París.

 

chile

PANADERÍA PARA CENTROS DE MIGRANTES/ SANTIAGO – CHILE.

Institución: CIAMI VARONES  (Centro Integrado de Atención al Migrante).

Localidad: Comuna de Providencia, Región Metropolitana de Santiago de Chile, capital política de Chile, ubicada en la zona central.

Beneficiarios: 150 migrantes.

El Proyecto:

El Centro Integrado de Atención al Migrante responde a estas necesidades apoyando a las personas que se encuentran en una situación de precariedad con una bolsa de empleo y una casa de acogida. Ante la gran demanda de oportunidades laborales y la escasa oferta, nace el proyecto de Panadería para Centros de Migrantes. El objetivo es generar un espacio de trabajo y capacitación laboral que garantice una base de autonomía para las personas que participan.

Para continuar con esta labor, mejorar las condiciones generales del servicio que se entrega a la comunidad y otorgar capacitación de calidad, el CIAMI necesita:

・Implementar en sus instalaciones un área adecuada para la producción de pan con horno, mezcladora, mesones, bandejas y armarios.
Para su ejecución completa se necesitan: 7.000 euros.
Aporte local: Espacio físico para desarrollar el proyecto, materias primas y dirección técnica.