Contexto local:

Kpakpamé es un pueblo con unos 200.000 habitantes en una superficie de 945 Kilómetros cuadrados. La dispersión de la población y las características climáticas extremas determinan las actividades cotidianas de sus habitantes. 

Debido a las características de su clima tropical húmedo y seco, la economía local se reduce a la agricultura de subsistencia con el cultivo de los pocos productos agrícolas que resisten estas condiciones extremas. Las lluvias torrenciales arrastran y erosionan el terreno, llevándose la tierra de los caminos y cultivos; estas condiciones provocan aislamiento y muchas dificultades para el autoabastecimiento de la localidad. En la temporada seca, el viento desértico “harmatán” levanta la tierra y provoca que el ambiente esté lleno de partículas de polvo en suspensión, esto transforma el paisaje verde, en un paisaje marrón y adverso. Este polvo en suspensión genera muchos problemas de salud en los habitantes de la población. Estas duras condiciones, determinan gran parte de la vida en Kpakpamé, ya que en este entorno hostil es difícil acceder a atención sanitaria básica debido a las distancias y a las precarias infraestructuras existentes.

En todo este territorio hay solamente un centro de salud público que no escapa a los males que minan la administración pública de Benín: negligencia, lentitud, corrupción, ausentismo, falta de infraestructuras y de equipamiento. Las distancias que las mujeres deben recorrer a pie para llegar al centro de salud, muchas veces obligan a que los partos sean en casa y sin atención médica cualificada. La alta mortalidad infantil debido a la falta de atención médica es otro de los graves problemas que las madres deben enfrentar.

El Proyecto:

El Servicio Dental Kpakpamé es parte del proyecto “Salud para todos” que comenzó realizando mejoras en todo el centro de atención médica como la construcción de un pozo de agua y la adquisición de una ambulancia.

Un servicio que tiene especial demanda es la odontología. De hecho, en la zona hay muy pocos dentistas y ninguno que trabaje en el sector social. Ingresar al sector privado es demasiado costoso para nuestros pacientes y la mayoría de las personas que atiende el centro médico no pueden permitírselo. Deben priorizar otros aspectos de la atención sanitaria y por lo general, la atención dental se pospone por problemas económicos. Esto genera que los pacientes lleguen con infecciones graves que ponen en riesgo su salud, o llegan demasiado tarde para evitar la pérdida de piezas dentales, lo que provoca una alteración en la calidad de vida y un deterioro en la salud bucal.

Actualmente el centro logra autofinanciarse y se dispone de un local para poner en marcha la consulta dental, pero los ingresos no son suficientes como para iniciar nuevas construcciones o realizar inversiones en material médico y dental.

El servicio se podría poner en marcha con la compra del siguiente instrumental:

  • Autoclave de la clase B 24 litros.
  • Compresor dental con secador.
  • Amalgamador dental.
  • Aspirador dental con inverter.
  • Jeringas de anestesia metálica.
  • Elevadores.
  • Espejo dental.
  • Sonda dental.
  • Bandejas.
  • Curetas.
  • Caja para instrumental.
  • Taladro dental.
  • Torno dental.