Contexto local:

Burkina Faso es un país sin litoral de África Occidental que limita al noroeste con Malí, al noreste con Níger, al sur con Costa de Marfil, Ghana, Togo y Benín. En julio de 2019, un informe de Naciones Unidas estimó su población en 20,321,378.4. (1)

Según la clasificación de WWF, la mayor parte del territorio de Burkina Faso pertenece a la ecorregión denominada sabana sudanesa occidental; solo el extremo norte corresponde a la sabana de acacias del Sahel. Posee tres grandes ríos que o atraviesan: Mouhoun, Nakambé, Nazinon y varios afluentes más pequeños que sólo tienen agua seis meses al año. (1)

Burkina Faso es un país que se enfrenta a una desertificación acelerada, hay grandes períodos de intensa sequía que golpean los principales cultivos del país: mijo, sorgo, caña de azúcar, maíz, algodón, cacahuetes, patata, sésamo, nueces y también a las granjas de vacunos, ganado lanar y aves de corral. La sequía provoca escasez, y ésta propicia un estado de depresión económica que afecta todos los ámbitos. La industria y los servicios tienen  dificultades para generar empleo y muchas personas deben migrar para buscar oportunidades laborales. 

A esto se suma una inestabilidad política provocada por sucesivos golpes de estado y revueltas ocurridas después de su proceso de independización en 1960. (1) Tras varios intentos por lograr una democracia, Burkina Faso vivió el último golpe de estado el 23 de enero de 2022. La inestabilidad política, la corrupción y los conflictos armados propician un clima de violencia en el país; desde el 2015 el conflicto transfronterizo regional que afecta a varios países de Sahel Africano como Níger, Mali, Chad, Costa de Marfil y Benín se ha recrudecido, siendo los últimos 7 años especialmente violentos para la población civil. La crisis humanitaria provocada por la guerra entre grupos armados no estatales, el ejército y grupos aliados a Burkina Faso ha generado alrededor de 1 millón de desplazados: agricultores, ganaderos, mujeres, niñas y ancianos que deben huir de sus hogares para salvar sus vidas. (2)

El proyecto: 

En este contexto volátil y de alta complejidad, aún se pueden ver algunas luces de esperanza: la de los niños, niñas y adolescentes que quieren seguir estudiando. La nueva comunidad de Hermanas Dominicas de la Anunciata en Kombissiri, al norte de la frontera con Costa de Marfil, trabaja incansablemente para que se garanticen los derechos de la infancia y la juventud. Están realizando su primer proyecto dentro del programa de Becas Escolares FASOL en la localidad y ha supuesto un importante avance para los estudiantes. Comenzamos a trabajar con 4 becas, 1 de primaria, 1 de secundaria y dos becas universitarias. Esperamos que este sea sólo el comienzo de un camino  en la educación para la paz social. 

(1) https://es.wikipedia.org/wiki/Burkina_Faso

(2) https://www.msf.es/actualidad/burkina-faso/conflicto-burkina-faso-mucha-gente-tiene-miedo-dormir-la-noche